Reptiles. Tortuga Terrestre

 

Cuando visitar al veterinario

MVZ. Alejandra Domínguez

Los propietarios de animales de compañía no convencionales nos enfrentamos a menudo a este tipo de preguntas, ya que este tipo de especies se comportan de manera muy diferente que los gatos y perros, casi nunca se quejan y es difícil saber si sienten dolor o hay algo malo con su salud.

Es por esto que para orientarte, creamos esta breve lista de condiciones que puede ayudarte a determinar si debes consultar con un Médico Veterinario Especialista:

1. No haber comido en más de cinco días si es juvenil y en quince días si es un adulto.

2. Si no crece (por ejemplo, tienes seis meses, o un año con ella, y sigue del tamaño del que la adquiriste).

3. Si tiene los párpados inflamados o si no puede abrir los ojos.

4. Si al nadar, flota inclinada hacia un lado, hacia delante o hacia atrás, o bien, si no puede nadar.

5. Si tiene una herida en la piel o si su caparazón está roto o perforado, por el ataque de un perro, atropellamiento o cualquier otra causa, o si comienzan a aparecer úlceras o cráteres sobre su caparazón y plastrón.

6. Si su piel presenta manchas de un color distinto al natural en esa especie, si la tortuga completa cambia de color o si el plastrón y las partes claras de su piel, como axilas, ingles o las membranas entre sus dedos, se ven enrojecidas.

7. Si su caparazón comienza a deformarse, ya sea aplanarse, curvarse, ablandarse, o si no crece de manera uniforme o se le forman “chipotes”.

8. Si sale sangre de su nariz o boca, o si respira con dificultad, con la cabeza estirada hacia delante y hacia arriba y/o estirando las patas delanteras al inhalar.

9. Si notas que un órgano o alguna estructura ha salido por la cloaca y no regresa a su lugar.

10. Si alguno de sus patas, el cuello, o todo su cuerpo se ve hinchado o no puede introducirlo en su caparazón.

11. Si desconoces la especie de la que se trata y/o necesitas asesoría sobre sus cuidados y requerimientos ambientales y nutricionales.