Reptiles. Iguana Verde

 

Cuando visitar al veterinario

MVZ. Alejandra Domínguez

Los propietarios de animales de compañía no convencionales nos enfrentamos a menudo a este tipo de preguntas, ya que este tipo de especies se comportan de manera muy diferente que los gatos y perros, casi nunca se quejan y es difícil saber si sienten dolor o hay algo malo con su salud.

Es por esto que para orientarte, creamos esta breve lista de condiciones que puede ayudarte a determinar si debes consultar con un Médico Veterinario Especialista:

1. No haber comido en más dos días si es juvenil y en siete días si es un adulto.

2. Si habiendo comido no ha defecado en más de dos días, si su abdomen se ve inflamado o distendido o si tiene diarrea.

3. Si no crece (por ejemplo, tienes seis meses, o un año con ella y sigue del tamaño del que la adquiriste).

4. Si tiene una herida en la piel, en la boca, o si notas algún sangrado.

5. Si su piel presenta manchas de un color distinto al natural en esa especie (negro, blanco, marrón), o si la iguana completa cambia de color.

6. Si comienza a retener capas de piel,  si la piel se ve gris y gruesa en algunas partes, como sobre la cabeza, axilas, ingles, cloaca o bien, en todo el cuerpo.

7. Si los dedos, manos, pies o cola se ven secos y obscuros o si se desprenden.

8. Si camina con dificultad, como si estuviera débil, si sus manos o pies tiemblan cuando intenta moverlos o si sus dedos se mueven como si tocara el piano.

9. Si alguna parte de su cuerpo comienza a deformarse o inflamarse, como su mandíbula, brazos, piernas, espalda o cola.

10. Si se ve deprimida y letárgica, si no camina o permanece todo el tiempo en un solo punto del terrario.

11. Si desconoces la especie de la que se trata y/o necesitas asesoría sobre sus cuidados y requerimientos ambientales y nutricionales.