Reptiles. Iguana Verde

 

Iguana Verde

Iguana VerdeLas iguanas verdes están dentro de las mascotas exóticas más populares. Su apariencia similar a la de un dinosaurio, tamaño grande, relativamente facilidad de mantenimiento y carácter peculiar han contribuido a su popularidad. Es importante recordar que lo que es hoy una pequeña iguana crecerá del tamaño de un perro mediano y necesitará espacio más adelante, sin olvidar que además puede llegar a vivir hasta 15 años.

La dieta es probablemente el aspecto más difícil en el mantenimiento en cautiverio de los reptiles. Primero hay que considerar que las iguanas verdes son herbívoras primordialmente, aunque pueden llegar a consumir un porcentaje muy bajo de proteína vegetal. La dieta debe estar compuesta en un 60% de una variedad de legumbres verdes y 20% de otros vegetales, la fruta no debe tener más de 15% del porcentaje de inclusión y no más del 5% pueden ser alimentos altos en proteína como insectos, alimentos procesados o el alimento especial Iguana Diet Canned de ZuPreem®. Las porciones altas en proteína deben ser un poco más generosas en animales juveniles y crías.

Se debe evitar que los ejemplares seleccionen unos determinados componentes de la dieta. Si esto ocurre, se le puede cortar en pedazos pequeños y mezclarlo. Las iguanas verdes al igual que otros reptiles herbívoros deben alimentarse diariamente. Deben tener agua a libre acceso de preferencia en un recipiente que sea lo suficientemente grande como para que la iguana pueda meterse en el.

Una dieta inadecuada en reptiles causa directa o indirectamente del 90% de las patologías presentes en reptiles. La cantidad como calidad de la alimentación son factores importantes. Se les debe ofrecer alimento de la más alta calidad, de preferencia fresco. Las hojas de mostaza, hojas de diente de león, lechuga escarola, lechuga italiana, endivia y berros son excelentes alimentos. También se les puede ofrecer hojas de zanahoria, chícharos. Algunos de los vegetales que no deberían de darse muy frecuentemente incluyen: calabaza, calabacitas de bruselas, coliflor, brócoli, y rábano porque contienen sustancias altas en yodo. Otro grupo incluyendo las espinacas, remolacha y tallos de cilantro contienen ácido oxálico en suficiente cantidad como para interferir con el metabolismo del calcio, pero se les puede ofrecer con moderación. Muchas frutas son nutritivas pero son bajas en calcio o tienen una relación pobre de calcio: fósforo o ambos. El plátano y las uvas también contienen taninos que pueden interferir con el metabolismo de las proteínas en reptiles. El aguacate y la berenjena se consideran tóxicos para los reptiles.

Algunas flores son muy nutritivas. Las más comunes son el diente de león, rosas y rosas de Siria. Los tulipanes, azaleas y narcisos se consideran tóxicos y extremadamente peligrosos.

Alimentos procesados como Iguana Diet Canned de ZuPreem® son productos balanceados que promueven el fortalecimiento de los huesos, son formulados por veterinarios y altamente palatable, especialmente diseñados para iguanas y otros reptiles herbívoros.

La comida puede ser un vector para la transmisión de parásitos, bacterias, hongos o virus, por lo que no es adecuado que se capturen insectos del jardín para dárselos como comida, ya que pueden infectar a la iguana, es conveniente que los invertebrados sean adquiridos en lugares especializados.

Las iguanas realizan su digestión en intestino delgado por medio de hidrólisis y digestión por fermentación en el intestino grueso. Las proteínas, grasas, vitaminas y minerales se digieren por hidrólisis.

En un ejemplar sano solo las fibras se digieren por fermentación, produciendo cadenas cortas de ácidos grasos resultado de la simbiosis con bacterias que producen ácidos grasos volátiles de cadena corta, como acetato, butirato y propionato. Estos se absorben y producen energía, 2 calorías por gramo. Además nutren las células intestinales. Una adecuada ingestión de fibra conlleva a un intestino saludable, manteniendo una motilidad adecuada y produciendo heces bien formadas.

La dieta de la iguana debe tener al menos un 60% de la dieta. Su dieta debe contener al menos 20% de fibra. En general las iguanas requieren 1-1.5% de Calcio en dieta y de 0.5- 0.9% de fósforo.

Cuando se alimenta a una iguana se le deben ofrecer variedad de forrajes (pajas), vegetales verdes (lechuga orejona, hoja de diente de león, hojas de rábano, hojas de brócoli, avena, cebada, germinados de alfalfa y soya), otros vegetales (zanahoria, calabacita, pimientos, chícharos, frijoles), frutas (mango, papaya, plátano, manzana, guayaba, kiwi, melón, durazno, pera, piña, sandía, higo fresas y diferentes tipos de moras) y flores (rosas, diente de león).

La vitamina D es necesaria en las iguanas para la formación de hueso, complementada por la absorción de calcio en dieta.

La vitamina D en dieta puede encontrarse de dos formas: Vitamina D2, que se encuentra en plantas y la Vitamina D3, que se encuentra en tejido animal particularmente en hígado. Hay evidencia de que los reptiles no pueden utilizar la vitamina D2 así que se recomienda dar vitamina D3 en iguanas.

Algunos lagartos incluyendo las iguanas pueden sintetizar la vitamina D3 por la exposición de su piel a los rayos UV-B del sol o de lámparas comerciales. Las dietas que viven dentro de casa requieren de una manera importante la vitamina D3 dentro de su dieta, puede haber hipervitaminosis por vitamina D.