Pequeños mamíferos. Roedores

 


 

Clasificación e identificación de las especies más comunes

Dra. Dulce María Brousset H. J.

RoedoresAunque los roedores son una mascota popular para los niños, se recomienda que siempre exista vigilancia diaria por parte de un adulto con respecto a la administración de alimento, agua, limpieza, manejo y ejercicio del animal. Muchos de los problemas por los que se reciben en consulta se asocian a falta de cuidado por parte de los niños que, por ser muy pequeños, no asumen la responsabilidad otorgada por los padres, o a la pérdida del interés en la mascota después de los primeros días de novedad, especialmente cuando esta es nocturna.

El orden Rodentia es el más grande dentro de los mamíferos e incluye más de 400 géneros y 2000 especies, distribuidas en todo el mundo, con excepción de la Antártica. A pesar de esta diversidad, solo unas cuantas especies son mantenidas como animales de compañía, siendo las más comunes las ratas (Rattus norvegicus), ratones (Mus musculus), hamsters (Mesocricetus auratus), jerbos (Meriones unguiculatus), cuyos (Cavia porcellus) y chinchillas (Chinchilla laniger). Recientemente, los perritos de la pradera (Cynomys ludovicianus) y algunas ardillas han sido añadidos a los roedores mantenidos como animales de compañía; aunque algunos de estos aún son capturados de vida libre para su comercialización, por lo que representan un riesgo de salud pública.

Una de las características más importantes de los roedores son sus incisivos en continuo crecimiento, que se desgastan de manera natural conforme el animal se alimenta o roe diversas superficies. En general, la expectativa de vida es corta, 2-3 años y se reproducen desde edad temprana. La gestación es corta y las camadas muy numerosas. La mayoría de las especies son activas sobre todo por la noche. Debido a la selección de diversas variedades domésticas, tanto para su uso en la investigación biomédica como para los roedores mantenidos como animales de compañía, estos presentan hoy en día pelajes de colores y características muy diversas.

Ratones (Mus musculus)

Los ancestros de los ratones convertidos hoy en día como animales de compañía son los ratones domésticos comunes de las casas, granjas, etc., que a lo largo del tiempo se han ido refinando debido a la selección. Existen datos que sugieren que ya antes de la era cristiana en China y Japón se tenía la costumbre de domesticarlos y criarlos y que en la isla griega de Creta era común mantenerlos enjaulados dentro de casa. En el siglo XIX, en Gran Bretaña, los aficionados a los animales comenzaron a criarlos seleccionando colores y modelos de manchas concretos y a finales de ese siglo se fundó el Nacional Mouse Club (Club Nacional de Ratones, NMC). Hoy en día se crían primordialmente diversas variedades para la investigación biomédica, aunque también son apreciados como animales de compañía.

Los ratones son muy buenos escaladores y se valen de la cola para hacerlo, enrollándola alrededor de los objetos para colgarse. Son gregarios y forman jerarquías, aunque los animales que comparten un mismo espacio y viven en un grupo suelen tolerarse bastante bien mientras no exista sobrepoblación o competencia por recursos. Si se incorpora un nuevo ratón adulto a un grupo ya establecido, los demás lo considerarán intruso y lo atacarán. Las hembras con crías generalmente defienden el nido. Con base en esto, la formación de grupos a partir de animales de diversas camadas se sugiere que se realice después del destete y hasta las 4 semanas de edad. Los ratones de un mismo grupo se reconocen entre sí por el olfato.

Los ratones de laboratorio son generalmente de color blanco, pero en el mercado de animales de compañía se encuentran de diversos colores, tanto lisos como con patrones de manchas y franjas; así como con el pelo corto, crespo, largo o incluso desnudos. Son una buena mascota para niños mayores de 10 años. Su actividad es primordialmente nocturna y las hembras tienen menos olor que los machos. Los machos son más grandes de tamaño que las hembras.

El promedio de vida es de uno a dos años.

Ratas (Rattus norvegicus)

Los ancestros de las ratas de compañía son las grises o pardas originarias del continente asiático y que después llegaron a Europa para distribuirse actualmente en todo el planeta. En el siglo XIX y XX las ratas fueron ya admitidas en las exposiciones de animales de compañía en Inglaterra, juzgándose por su aspecto.

Las ratas son gregarias por lo que pueden mantenerse juntos hembra y macho, grupos de un solo sexo, o pueden vivir en grandes grupos de ambos sexos y diferentes edades; incluso las hembras pueden compartir la lactancia si se les alberga juntas. Son más activas durante la noche, pero con paciencia pueden adaptarse al horario del propietario. Tienen un tamaño suficiente para poder ser manejadas por niños y rara vez muerden. Las ratas no presentan vesícula biliar.

Las ratas de laboratorio y de compañía pueden presentar diversos patrones de colores, tanto sólidos como manchados, pelo corto, satinado, rizado (Rex) e incluso sin pelo, las cuales se denominan esfinge. Existe también una variedad de ratas sin cola, o de Manx, con una conformación corporal parecida a una pera con los miembros pélvicos considerablemente más voluminosos. Las variedades albinas tienen algunas deficiencias visuales y dependen más de las vibrisias o bigotes para la orientación espacial; en estas el color del pelo se vuelve amarillento con la edad.

El promedio de vida es de dos a tres años, aunque pueden llegar a vivir hasta seis años.

Hamsters (Mesocricetus auratus)

HamsterEl más común como mascota es el dorado o sirio, originario de las regiones desérticas de Siria, aunque existen muchas especies diferentes. Se cree que los hamsters domesticados descienden de los animales capturados y criados en la Universidad de Jerusalem en 1930, los cuales fueron enviados a diferentes universidades, laboratorios y zoológicos tanto en Inglaterra como Estados Unidos. El primer club del hamster se creó en Inglaterra en 1945.

Son nocturnos pero si se les levanta gentilmente con las dos manos cuando están durmiendo generalmente se despiertan sin tratar de morder, ya que tocarlos con un dedo en el dorso muchas veces es interpretado como una amenaza. Son roedores de cola corta que se caracterizan por la gran laxitud de su piel. Presentan abazones muy desarrollados, que son sacos musculares, continuación de la mucosa oral, que se extienden hasta el nivel de la escápula y se utilizan para el transporte de alimento.

Son expertos en el escape de sus albergues y todos deben mantenerse de manera individual. Los machos pelean entre si y las hembras pelean con los machos, especialmente cuando están gestantes. Las hembras son más grandes que los machos. Presentan un par de glándulas en el flanco, en forma de parches de color café oscuro en la porción caudal de la región costovetrebral, que están poco desarrolladas en las hembras y son prominentes en los machos maduros, las cuales utilizan para marcar el territorio. Las bajas temperaturas y pocas horas luz los estimulan a almacenar alimento y pueden llegar a presentar un sueño profundo.

El color dorado constituye la pigmentación original de los hámsters sirios, los cuales poseen un pelaje pardo dorado con pigmentación negra en las puntas del pelo, tanto el vientre como la parte interior de los miembros son amarfiladas y los ojos y orejas son negros. Sin embargo, hoy en día existen variedades de colores lisos o con manchas, de pelo corto, largo, satinado u ondulado (Rex).

Actualmente existe en el mercado otras variedades de hamsters, ya sea el chino (Cricetulus griseus) o los denominados enanos, los cuales corresponden a los rusos blancos (Phodopus sungorus sungorus), también denominado siberiano o blanco invernal o al ruso Campbell (Phodopus sungorus campbelli). A diferencia del sirio, el chino tiene la cola larga; es también un animal solitario y el color original es marrón con las puntas del pelo negras, aunque hoy en día hay variedades blancas. Los hamsters enanos son sociales por lo que pueden vivir juntos un macho con varias hembras; o dos machos juntos cuando no haya hembras cerca. En un grupo ya establecido no se acepta la presencia de nuevos animales. El color original es gris parduzco con una franja negrusca en el dorso, las orejas y los ojos son oscuros; pero en el invierno están cubiertos por un pelaje casi blanco, lo que les ha dado su nombre.

El promedio de vida es de dos a tres años.

Jerbos (Meriones unguiculatus)

JerboEl más común como animal de compañía es el jerbo mongol, que también recibe el nombre equivocado de rata del desierto. Habitan naturalmente en los desiertos de Mongolia y en las zonas áridas al norte de China, por lo que están acostumbrados a fabricar madrigueras para protegerse de los cambios extremos de clima. Están adaptados a ambientes desérticos y en su medio natural pueden obtener la mayoría del agua a través de procesos metabólicos y de cualquier vegetal o fruta que consuman; sin embargo siempre deben tenerla disponible en cautiverio.

Se recomiendan como mascota para niños mayores de 10 años, ya que es muy fácil provocar lesiones en piel y la cola por un mal manejo. La mayoría son diurnos y realizan golpeteos con las patas en el piso como una señal de alerta o comunicación. Son sociales y territoriales, por lo que cuando se colocan a adultos juntos pelean, incluso hasta la muerte; pero pueden establecerse grupos grandes antes de la pubertad y pueden vivir sin problemas mientras no exista sobrepoblación; aunque generalmente se recomienda mantener separados a los sexos. Normalmente los machos son más robustos que las hembras.

Tanto hembras como machos presentan un área alopécica de color anaranjado en la región ventral, a nivel de línea media, la cual está constituida por glándulas sebáceas bajo el control de las hormonas reproductivas y que se usa para marcar el territorio. El color natural del pelaje presenta bandas de color negro y beige/marrón en cada pelo para producir un efecto veteado especial (aguti), el vientre es blanco y los ojos y cojinetes son negros. Actualmente los colores de pelaje varían entre los aguti, lisos, siamés, o con parches especialmente blancos.

El promedio de vida es entre tres y cinco años.

Cuyos (Cavia porcellus)

CuyosO conejillos de Indias. Su origen es sudamericano donde probablemente fueron domesticados por los incas para su consumo y se desconoce el momento preciso de su llegada a Europa donde originalmente fueron mantenidos en zoológicos y laboratorios para después convertirse en animales de compañía. Son animales sociales que pueden vivir en grupo, son muy buenas mascotas, no son agresivos y muy rara vez muerden o rasguñan. Sin embargo, cuando están asustados pueden quedarse inmóviles o huir en forma explosiva. Son muy poco tolerantes a cambios en su ambiente o alimentación y al estrés de procedimientos médicos u hospitalización. Son herbívoros monogástricos con un ciego muy desarrollado.

El color aguti dorado es el original, por lo que en estos cada pelo combina una serie de bandas oscuras y claras. Sin embargo hoy en día se han desarrollado variedades de color puro o con manchas. Existen tres variedades básicas, el común o de pelo corto, el abisinio con pelo rugoso y remolinos o rosetas (que es un gen dominante) y el peruano, con pelo largo y sedoso. La cruza entre estos ha dado una gran variedad disponible como animales de compañía, incluyendo las variedades rex, merino y alpaca; que requieren grandes cuidados del pelaje.

El promedio de vida es entre seis y ocho años.

Chinchillas (Chinchilla laniger)

También de origen sudamericano, se encuentran emparentadas con los cuyos. Fueron descubiertas por los colonizadores españoles en el siglo XVI y se comercializa primordialmente por su pelaje característico que es suave y muy denso, ya que crecen hasta 60 pelos de un solo folículo.

Son de hábitos crepusculares y nocturnos; gregarias; dóciles al manejo por lo que rara vez muerden, pero que requieren una gran cantidad de cuidados, por lo que no se recomiendan para niños pequeños.

El color natural es el gris, pero actualmente se encuentran muchas otras variedades que van desde el blanco hasta el negro, e incluso versiones multicolores. Cuando se asustan pueden soltar parches de pelo que tardan de 6 a 8 semanas en recuperarse. Son herbívoros monogástricos con un ciego muy desarrollado.

El promedio de vida es de 15 años aproximadamente.

Perritos de las praderas (Cynomys ludovicianus)

Los perritos de la pradera rara vez se reproducen en cautiverio, por lo que la mayoría de los que se encuentran disponibles en el mercado son aún capturados de vida libre, principalmente en Estados Unidos. Generalmente se les captura como crías, por lo que requieren de mucho manejo para formar lazos con sus propietarios y una vez establecidos, demandan mucha atención. Son animales sociales que viven en grupos, por lo que disfrutan la compañía de otros individuos de su misma especie y no se recomienda mantenerlos solos en casa. Son diurnos y gustan de excavar madrigueras. Pueden llegar a ser difíciles de manejar y pueden morder cuando están asustados. Debido a su origen silvestre representan un riesgo de salud pública, principalmente asociado a hantavirus, ectoparásitos e incluso rabia.